4 formas de aplicar la IA para mejorar tu creatividad

Contenidos

La IA es mucho más que una herramienta de prospección y análisis de datos. A pesar de las perspectivas más tradicionales, a día de hoy, los equipos creativos y las marcas más prometedoras están incorporando IA a sus equipos creativos para ampliar horizontes de expresión o descubrir nuevas vías de comunicación con el público.

 Normalmente, las grandes innovaciones tecnológicas en el mundo del Marketing y Social Media hacen muchísimo ruido dentro del sector. No es la primera vez que los peces gordos de Facebook nos hablan de una revolución creativa. Sin embargo, es cierto que la IA en entornos creativos puede generar un potencial mucho mayor al actual, y para entender cómo, debemos ir al origen de esta simbiosis. 

Pencil es una startup de Singapur que ofrece a sus clientes un paquete de productos basados en una IA capaz de generar contenidos de marketing, editar textos, vídeos, generar copys para anuncios etc. Tal fue su impacto que Facebook decidió incluirles en su informe sobre IA Creativa, donde analizan el impacto y alcance de esta fusión tan revolucionaria. 

4 formas de utilizar la IA creativa

Aquí llega la pregunta del millón, la IA está llamada a revolucionar el modo en el que pensamos y plasmamos las nuevas ideas. ¿Qué aportes reales puede dar la Inteligencia Artificial en el día a día de una agencia de marketing y publicidad?

Ideación

Hoy en día concebir una idea 100% novedosa, es por fuerza, casi imposible. La mayoría de las veces, nuestra creatividad es un atajo para llegar antes que nadie a una buena idea, pero si el análisis y las métricas de datos nos ponen los pies en la tierra a la hora de ser creativos, la IA creativa nos invita a tomarnos un café mientras ella hace el trabajo duro. Mediante procesos de análisis y cotejación de datos, una IA creativa puede estudiar una cantidad enorme de anuncios y publicaciones del sector, competencia o campaña que nos interese para después extraer conclusiones y comprender qué contenido tiene mejor rendimiento y porqué. Además la IA creativa puede proponer ciertos elementos, correcciones o temáticas basadas en sus análisis, es entonces cuando entramos los seres humanos de nuevo, para convertir esos “parches” en un activo real. 

Generación

Uno de los problemas de la mente humana, que la IA puede suplir con facilidad, es la cadena de generación de ideas. Nosotros vamos hilando ideas y conceptos de manera lineal, cada pensamiento o idea nos conduce al siguiente. Una herramienta de IA creativa, no sólo puede estar generando ideas continuamente, sino que además las genera de manera simultánea, crea mapas de ideas con todas las posibilidades que les planteamos. De este modo, colaborando con una de estas herramientas, no vamos a saltar de una idea a otra, vamos a movernos por todas las posibilidades de combinaciones o interacciones que nuestra IA nos ponga al alcance. Con este tipo de herramientas se eliminan los tiempos muertos y se acortan los ratos en los que estamos mirando al techo pensando en el siguiente paso de nuestra campaña. 

Mejora

 

Suena un poco ambicioso decir que una herramienta de IA creativa puede mejorar la creatividad humana, pero nos referimos a perfilar las ideas y pulir los detalles. Nos permite además sacar productos perfectos aunque estemos más limitados de tiempo. Algunos ejemplos pueden ser la generación automática de subtítulos en vídeos, el recorte de imágenes, traducción simultánea etc. 

Conexión

La fase quizá más crucial de nuestro proceso creativo es la de conectar nuestros activos con la audiencia adecuada. La IA crea perspectivas y enfoques únicos que dar a nuestros mensajes. A veces, ideas que a nosotros nos parecen muy simples y básicas, son descartadas cuando en realidad eran ideales. La IA creativa está libre de esos prejuicios que nosotros mismos nos imponemos, y siempre aportará una idea interesante aunque sea como punto de partida. 

 

De estos 4 modos podemos aplicar la IA a nuestro proceso creativo. A lo largo de toda la historia, las herramientas al alcance han determinado la tipología y la calidad de los mensajes que emitimos. Las herramientas de IA pueden suponer realmente una revolución a nivel de ideas, pero no tiene porqué amenazar al trabajo creativo humano. Conforme se hacen herramientas más sofisticadas y se tecnifican ciertos trabajos, los humanos debemos reorganizar nuestro imaginario y encontrar nuestro puesto de valor en el proceso creativo.

¿Te ha aportado? Compártelo:

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Contenido relacionado:

Suscríbete a nuestra Newsletter